Pero REALMENTE, ¿qué hace un arquitecto?

La experiencia que he tenido no sólo en el trabajo sino desde que empecé la carrera, es que aún hay sectores de la sociedad que no tienen muy claro qué hace un arquitecto.

Y no es el primero que me dice… “pero un arquitecto, lo que hace son casas, ¿no? Y ahora que no se hacen casas, ¿qué hacéis?”

Vamos a hacer un repaso general sobre los diferentes campos donde nos movemos los arquitectos en el ejercicio libre de la profesión.

EDIFICACIÓN: seguramente el ámbito que la gente asigna directamente al arquitecto, pero limitándolo mucho. La edificación no es sólo construcción.

  • Proyectos de Edificación y Dirección de Obra: como ya hemos indicado, es el más “evidente”. Pueden ser proyectos para obra nueva, para ampliaciones, reformas, rehabilitaciones… Es decir, que no sólo “hacemos casas”, sino que en las que ya existen también actuamos: hacemos ampliaciones, reformas interiores (cambiar distribuciones, acondicionamiento de locales…), decoración interior y exterior de edificios, diseño, proyectos para rehabilitar edificios existentes con patologías,…

Pero anteriormente a realizar el proyecto un arquitecto puede realizar trabajos previos que no necesariamente tengan como finalidad la “construcción” posterior de un inmueble, por ejemplo:

  • levantamiento de terrenos, edificaciones, topográficos…
  • asesoramiento para la búsqueda y compra de un terreno, solar, edificio, vivienda, local. Contar con un profesional que pueda ver más allá, conociendo normativa, materiales, antecedentes… nos puede ahorrar muchos disgustos a la larga.
  • Deslindes de terrenos, solares y edificaciones

Si vamos a realizar una obra, un arquitecto también nos puede ayudar y sacarnos de apuros, para eso se asesora al cliente sobre diferentes aspectos:

  • asesoramiento para la obtención de permisos.
  • asesoramiento para la contratación de obra y agentes, especialmente en el caso de comparativas de presupuestos, en las que el cliente no tiene porqué entender cada punto de una memoria técnica o un presupuesto con una medición, contratar un arquitecto que lo haga por nosotros puede ahorrarnos mucho dinero a corto plazo.
  • asesoría y seguimiento de la obra: podemos encontrarnos obras en las que no necesitemos como tal un director de obra, pero en las que un arquitecto que la siga y nos asesore aparte de quitarnos un quebradero de cabeza nos asegura una obra bien hecha y sin problemas.
  • Trabajo con otros profesionales para la realización del proyecto o parte de él, como cálculo de estructuras, instalaciones, infografías (3d)…

Y si el edificio ya está construido también podemos intervenir:

  • asesoramiento para el mantenimiento del edificio
  • asesoramiento para la mejora energética de los edificios: actualmente muchos propietarios se plantean mejorar su edificio para ahorrar en la factura energética, y el arquitecto es el profesional idóneo para estudiar y plantear las mejoras a realizar.
  • Realización de Certificados de Eficiencia Energética: somos conscientes de que la nueva normativa ya empieza a ser conocida para la población, y es sin duda el arquitecto, junto con el arquitecto técnico, quien por sus conocimientos puede realizar el certificado energético más fiel a al realidad, sin invenciones ni estimaciones no realistas.
  • Inspección Técnica de Construcciones/Edificaciones: la normativa que obliga a los inmuebles de más de 40 años a pasar la Inspección

LOS GRANDES DESCONOCIDOS: EL ARQUITECTO TAMBIÉN HACE ESTAS COSAS

Ahora vamos con otros campos en los que los arquitectos también nos movemos como pez en el agua, pero que son más desconocidos para el público en general:

  • Tasaciones: especialmente útiles para repartos de herencias, procesos judiciales, solicitud de ciertas ayudas…
  • Informes, dictámenes, certificados, valoraciones, peritaciones: con finalidades judiciales o no, por ejemplo, informes sobre patologías y como solucionarlas, sobre la idoneidad o no de ciertas soluciones, peritaciones de daños, valoraciones de obras realizadas,… en fin, hay un sinfín de temas que se pueden tratar que pueden ser necesarios para el propietario o comunidades por ser objetos de denuncia, o simplemente para que un profesional evalúe un problema y de una solución adecuada.
  • Expedientes de legalización de construcciones

Y además, los cambios sociales requieren nuevas soluciones:

  • Diseño escenográfico
  • Amueblado y ambientación de edificios y locales
  • Pop-up stores, arquitectura efímera, stands…
  • Diseño de cartelería, tarjetas de visita…
  • Asesoramiento a comunidades

Y seguro que hay muchísimas más cosas que me dejo.

¿A que no sabíais que hacíamos tantas cosas?, pues ya sabéis, ¡no salgáis sin un arquitecto de casa!

 

Si tenéis dudas sobre qué mas hacemos, o cualquier colaboración profesional, ya sabéis que tenéis más info y podéis contactar con nosotros en www.cristinabarron.com