Media docena de ideas preconcebidas que debes evitar en tu vivienda

Llega el momento en que decides hacer la inversión de tu vida, ¡te vas a construir una casa!, y te pones a pensar cómo sería la casa que quieres. Aquí te dejo una serie de consejos para que las ideas preconcebidas no condicionen tu nueva casa.

1_ Mi casa tiene que tener dos alturas, garaje+merendero en el sótano y entrecubierta: o no. ¿Cuáles son tus necesidades reales? Tus circunstancias familiares, el uso que le vas a dar a la vivienda y la parcela pueden ser mucho más importantes que el sota-caballo-rey de dos plantas, garaje y un espacio abuhardillado que por alguna circunstancia se ha grabado en nuestra cabeza. No digo que no sea lo idóneo en ciertos casos, o lo que no nos quede más remedio por normativa, pero puede que si la parcela lo permite, una vivienda que se desarrolle en una sóla planta, o que tan sólo en parte tenga dos alturas se convierta en una casa más cómoda para vivir de cara al futuro y también al presente. Tener que hacer un sótano para el garaje puede ser un gasto añadido, una enorme rampa que nos condicione la posición de la vivienda y al final un espacio residual de nuestra casa que acumula trastos. ¿Es necesario? No, o sí. Pero de primeras, la vivienda no tiene por que ser el estereotipo que tenemos en la cabeza. No pienses que por vivir en una vivienda que se desarrolla en una sóla planta, parece que vives en un piso. No tiene nada que ver.

2_ Una casa de planta cuadrada es mucho más bonita y más fácil de organizar: craso error. Las viviendas de planta rectangular, o viviendas con formas orgánicas pueden ser igual o más óptimas a la hora de organizar los espacios que las cuadradas.  De nuevo, la forma de la parcela es posible que nos condicione, pero si tenemos la opción, plantearnos una vivienda más "alargada" o de planta irregular puede que nos ayude a personalizarla mucho más.

3_ Al final una casa es una casa, ya está todo inventado: y un vestido es un vestido, y por eso cada año no dejamos de sorprendernos con las nuevas creaciones de ciertos diseñadores o de como una prenda que parece sencilla le dan un aire totalmente distinto. Tu vivienda es tuya, y tiene que adaptarse a tus necesidades, a tu forma de vida, a tu forma de relacionarte con otra gente, y al igual que quizá no te comprarías una furgoneta porque no es tu estilo o no la ves útil para tus necesidades, tu vivienda tampoco tiene porque ser 3 habitaciones+salón+cocina+2 baños.

4_ Una casa tiene que ser de ladrillo, y la cubierta si puede ser de madera mejor, que eso sí que son materiales como deben ser: hombre... depende del entorno, de la normativa y un largo etc. puede que nuestra vivienda deba ser así, pero también puede ser que no. Igual que a muchos nos gusta tener lo último en tecnología (smartphones, tablets...) también es bueno querer actualizarse en cuanto a sistemas de construcción. Ahora nos estamos concienciando de la importancia del ahorro energético en nuestras viviendas, de contar con materiales duraderos... y porqué no, de modernizar también nuestras viviendas. De darle otros usos a la madera, de tener suelos cerámicos, yeso laminado, cubiertas planas, o a un sólo agua, de usar hormigón también incluso como acabado... hay un sinfín de posibilidades que personalizarán nuestra casa.

5_ Si vives en un chalet los espacios tienen que ser más grandes que en un piso: efectivamente, uno de los pros que tiene vivir en una vivienda unifamiliar, es que podemos tener espacios más amplios, especialmente en habitaciones o salones, pero no tenemos que dejarnos llevar por el ansia de "más metros cuadrados" y buscar un equilibrio. ya que podemos acabar con salones y habitaciones desangeladas, en las que el sofá se pierde en la inmensidad de océano.

6_ Ahora lo que se lleva es que sea todo muy "vintage" y "nórdico" que lo he visto en la revista: olvídate de las revistas si no quieres acabar loco. Piensa primero que estilo te gusta, puede ser rústico, moderno, ecléctico o simplemente puede que cada cierto tiempo te guste cambiar la decoración de la vivienda. Si este último es tu caso, lo mejor es que los elementos de acabado sean lo más neutros posibles para que tu luego puedas adaptarlos. Si en cambio sí tienes claro tu estilo, puedes buscar inspiración en revistas especializadas, pero recuerda no dejarte llevar por modas y buscar siempre lo que a ti te gusta.

Por supuesto, que depende el caso, alguno de estos puntos puede que sea aplicable a tu vivienda y otros que no, pero nunca des por sentado ideas de otros, sino que es mejor que busques las tuyas propias y tu viviendas se convierta en tu casa, propia, y personal.

 

Recuerda que puedes encontrarnos en www.cristinabarron.com