Exención de Certificado Energético por Reforma y cumplimiento del CTE en dicha reforma

Aitor pregunta: Aquí van unas dudas que me han ido surgiendo a raíz de encargarme un Certificado Energético para una vivienda… que iba a sufrir “una gran reforma”.

Según el decreto que regula la Certificación Energética, una de las características que debe tener una vivienda para estar EXENTA de dicha Certificación Energética es la de sufrir posteriormente “una gran reforma” o demolerse.

La primera pregunta que me hice fue: ¿Y qué se entiende por gran reforma? ¿Desde qué nivel qué base (mínimo) se considera gran reforma?

La segunda pregunta que me hago es la siguiente: Tanto en reformas interiores como exteriores (rehabilitación de fachadas) necesitan una licencia de obra, un permiso del Ayto correspondiente, un proyecto visado con lo cual, y atendiendo al Ámbito de Aplicación del CTE, CUMPLIR ESTE CTE.

El R.D. 235/2013 que aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia incluye varias exenciones, entre ellas, como bien dices, edificios que se compren para reformas importantes o demolición.

¿Qué es una reforma importante a ojos de la Certificación Energética?: es aquella reforma que tiene incidencia sobre el resultado de la Certificación. Es decir, si cambio los tabiques de sitio, renuevo el baño y la cocina, pinto, y además uno la cocina con el salón, no vale. ¡Ah! Pero también voy a cambiar las ventanas. No vale. Tiene que ser importante y determinante en la calificación energética del edificio. Según el documento "Respuestas a preguntas frecuentes sobre el R.D. 235/2013" publicado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en el punto 2.3. indica:

"¿Qué se entiende por reforma importante? Reformas importantes son aquellas donde se renueve más de 25% del total de su envolvente, o la totalidad de las instalaciones térmicas o se cambie el tipo de combustible". Para mí, esta respuesta es poco rigurosa, se debería estudiar cada caso por separado, pero en la actualidad es lo que tenemos...

Se deberá informar al notario de esta situación, y el notario puede que exija algún tipo de garantía, de que así va a ser, para que la compraventa se realice sin necesidad del certificado.

Sobre la segunda duda: atendiendo al capítulo 1. Disposiciones Generales, Art. 2. Ámbito de Aplicación de la Parte I del Código Técnico, éste dice textualmente:

1. El CTE será de aplicación, en los términos establecidos en la LOE y con las limitaciones que en el mismo se determinan, a las edificaciones públicas y privadas cuyos proyectos precisen disponer de la correspondiente licencia o autorización legalmente exigible.

2. El CTE se aplicará a las obras de edificación de nueva construcción, excepto a aquellas construcciones de sencillez técnica y de escasa entidad constructiva, que no tengan carácter residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, que se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas.

3 Igualmente, el Código Técnico de la Edificación se aplicará también a intervenciones en los edificios existentes y su cumplimiento se justificará en el proyecto o en una memoria suscrita por técnico competente, junto a la solicitud de licencia o de autorización administrativa para las obras. En caso de que la exigencia de licencia o autorización previa sea sustituida por la de declaración responsable o comunicación previa, de conformidad con lo establecido en la normativa vigente, se deberá manifestar explícitamente que se está en posesión del correspondiente proyecto o memoria justificativa, según proceda.

Cuando la aplicación del Código Técnico de la Edificación no sea urbanística, técnica o económicamente viable o, en su caso, sea incompatible con la naturaleza de la intervención o con el grado de protección del edificio, se podrán aplicar, bajo el criterio y responsabilidad del proyectista o, en su caso, del técnico que suscriba la memoria, aquellas soluciones que permitan el mayor grado posible de adecuación efectiva.

La posible inviabilidad o incompatibilidad de aplicación o las limitaciones derivadas de razones técnicas, económicas o urbanísticas se justificarán en el proyecto o en la memoria, según corresponda, y bajo la responsabilidad y el criterio respectivo del proyectista o del técnico competente que suscriba la memoria

Con lo cual, siempre que sea posible, la reforma debe cumplir el CTE (siempre, también, que no empeore las condiciones actuales del edificio), y si es inviable cumplirlo, el técnico deberá justificarlo en la memoria, y adoptar una solución adecuada.